Actualmente vivimos en una sociedad compleja y exigente, diseñada para enfermar emocionalmente. Efectivamente, cuanto más nos sumergimos en la realidad actual, más exigentes nos volvemos – hipotecamos nuestra vida en bienes materiales como comprar el mejor coche, comprar el último modelo de móvil, hacer grandes viajes, saber muchos idiomas, acumular másters…- y esto, a nivel emocional, pasa factura con el tiempo. Por este motivo, es tan importante gestionar las emociones negativas que heredamos de esta sociedad, hacia estados de ánimo positivos.

 

¿Qué relación tienen los estados de ánimo con la energía?

 

¿Sabías que el cuerpo sigue las ordenes de nuestras emociones? Las emociones son energía que impulsamos hacia el exterior. Cualquier persona que quiera mejorar su calidad de vida o estado emocional debe ser capaz de gestionar y canalizar sus emociones correctamente, para evitar que éstas puedan llegar afectar tanto en el plano físico como psíquico.

Diversos estudios han demostrado cómo los distintos estados vibracionales o energéticos del ser humano pueden afectar a las células del cuerpo y al ADN a través de sentimientos, pensamientos o creencias.

Por tanto, liberarnos de emociones tóxicas, como la tristeza, el miedo, el estrés o la ansiedad, nos ayudará a conseguir estados de ánimo positivos, restaurar nuestra salud y aumentar nuestra felicidad.

 

Cómo conseguir estados de ánimo positivos mediante la terapia vibracional

 

El universo es vibración. Así que cada partícula del universo tiene una frecuencia vibratoria. La frecuencia se refiere a los ciclos que tiene, tanto un objeto, como un ser vivo.

El ser humano emite frecuencias vibratorias que se definen en función de las experiencias vividas. Por este motivo, los estímulos de nuestro entorno son tan importantes, ya que a través de la percepción del mundo, tanto individual como colectiva, interpretamos y generamos pensamientos que inciden directamente en nuestro estado emocional. Así que es fundamental neutralizar esta percepción actual, ya que en la mayoría de nosotros, puede generar estrés, ansiedad o depresión.

Aplicando las herramientas de la terapia vibracional, con cuencos tibetanos y de cuarzo, podemos alcanzar un estado de consciencia alterada para aceptar y gestionar nuestra condicional natural y, asimismo, volver a nuestro centro de equilibrio emocional que tanto necesitamos para afrontar el día a día.

Si quieres saber más sobre la terapia vibracional con cuencos tibetanos y de cuarzo, contacta con nosotros. Puedes pedir cita en horas convenidas con Carles Galceran, terapeuta manual, vibracional y masajista terapéutico en Girona, con una experiencia de más de 20 años en su consulta.

 

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad