¿Te sientes a menudo estresado/da y ansioso/da? ¿Buscas una forma de armonizar tus campos energéticos y encontrar un poco de paz y relajación? Si es así, la terapia vibracional puede ser la solución. Esta forma única de terapia utiliza el sonido de los cuencos tibetanos para armonizar tu energía y ayudarte a lograr un estado de paz y relajación. Además de ayudar a reducir el estrés y la ansiedad, la terapia vibracional también puede ayudarte a aliviar las enfermedades físicas.

 

Armonizar los campos energéticos del cuerpo con la Terapia Vibracional

 

La terapia vibracional está orientada a armonizar los campos energéticos del cuerpo mientras la persona disfruta del sonido de los cuencos tibetanos y de cuarzo. Estos, están elaborados por una alienación de siete metales, que emiten unas ondas armónicas que penetran mejor en el cuerpo porque nuestra mente se relaje.

Para empezar, la persona se tumba en una litera y el terapeuta empieza a hacer sonar los cuencos tibetanos y de cuarzo con una serie de baquetas. El sonido se emite empezando por las notas más graves y subiendo hacia las notas más agudas.

Durante la terapia, también utilizan otros instrumentos que imitan los sonidos de la naturaleza, como el palo de lluvia, que recrea un sonido similar del agua cuando llueve o el tambor chamánico, que simula los latidos del corazón. El tambor chamánico es un instrumento con una estructura de madera y una base de cuero. Antiguamente, se tocaba para invocar la espiritualidad chamánica de las tribus.

 

El origen de los cuencos tibetanos

 

Los cuencos cantores del Tíbet producen el sonido del vacío, que es el sonido del universo cuando se expresa. Son una representación de aquello que no se puede conocer y se remontan a Buda Shakyamuni (560-480 a. C.).

Los cuencos tibetanos y su compleja historia se pierden a la antigüedad, y lo más probable es que sean un regalo de la religión chamánica Bon, que floreció en el Tíbet centenares de años antes de la introducción del budismo. Tradicionalmente, se usaban para crear un estado de meditación, y también se utilizaban en ceremonias religiosas.

Si quieres probar la terapia vibracional, pide cita con Carles Galceran, terapeuta manual, vibracional y masajista terapéutico en Girona.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad